23.2.07


Tijuana
Cineastas bajacalifornianos

Juan Carlos Domínguez

Cierto es que la cinematografía mexicana, o por lo menos sus directores más sobresalientes, están viviendo ahora un reconocimiento y boom que hacía tiempo no se veía.
De cierta manera, Tijuana se incrusta en esta dinámica, tomando en cuenta el polo tan atractivo que representa para muchas producciones fílmicas tanto locales como de fuera.
En los últimos años, diferentes organismos, fundaciones y entidades académicas han germinado en Baja California, para impulsar un ramo que de lo incipiente, se ha ido concretando en actividad vigorosa y promisoria.
“Es como un pastel que se está horneando”, ejemplifica Raúl Rodríguez Gutiérrez, Director del Centro de Estudios Cinematográficos de Baja California (CECBC), organismo independiente que desde el año 2002 ofrece la posibilidad de estudiar “en serio” el oficio cinematográfico. En cuatro años se han ofrecido 12 diplomados y han egresado 250 alumnos.
El diplomado comprende una duración de 7 meses, durante los cuales se abarca la impartición de materias teóricas y prácticas que implican la realización de una obra fílmica profesional: Guionismo, Lenguaje Cinematográfico, Cine Fotografía, Edición, Producción, Pre y Post Producción, Sonorización, Dirección de Arte, Técnicas de Dirección, Maquillaje y Musicalización; con maestros profesionales dedicados a esas disciplinas.
La estructura didáctica es del CECBC, aunque físicamente, las clases y talleres se imparten en las instalaciones de la Universidad Iberoamericana del Noroeste, donde el proyecto comenzó inicialmente, mediante cursos independientes para los estudiantes de esa institución. Ahora el Diplomado en Cine está por recibir a la que será su decimotercera generación.
El diplomado está abierto para el público en general, y así ha sido el perfil de quienes han pasado por él, muy abierto.
“Fíjate que los mejores estudiantes que nosotros hemos tenido, son gente que estudia Diseño, sicólogos o cualquier otra cosa. Curiosamente, los alumnos de Ciencias de la Comunicación no han sido los más brillantes que hemos tenido. Como que la mentalidad es otra. Es con la gente que les gusta el arte”, refiere Rodríguez.



¿Y por qué estudiar cine en Baja California?


Nuestro Estado tiene una ubicación envidiable, su geografía y paisajes naturales representan un fuerte atractivo para los realizadores fílmicos: “Estamos a cuatro horas de la meca del cine -hablando industrialmente-, Hollywood; y además tienes todo tipo de paisajes, tienes desierto, playas, bosque. Tiene todo, y tiene una luz maravillosa”, aprecia Raúl Rodríguez.
Aunque esto tiene su desventaja en el sentido de que las producciones nacionales e internacionales vienen, se aprovechan de estas condiciones, se van y no repercuten mayormente en la comunidad. Suelen llegar producciones con todo el equipo y personal armado, y poco contemplan al talento local. Si lo hacen, se le dan puestos menores dentro de las realizaciones. Lo bueno que esto, poco a poco, empieza a cambiar.
“Ese es uno de los objetivos de la escuela, preparar gente y prepararla profesionalmente, a un buen nivel, para que en un momento dado puedan tener un buen trabajo, y un buen salario, y sea una fuente de trabajo también. Para que aparte de la industria maquiladora, que también sea el cine una fuente de ingresos”, externa el académico.
Entre los egresados que ha tenido el diplomado, muchos ya han empezado a emplearse en producciones profesionales tanto locales, como nacionales y extranjeras: “Sólo Dios Sabe”, “Ojos de Avena”, “Devil Inside”, “Borderland” y “Babel”. A decir de Raúl Rodríguez, muchos de los jóvenes que inicialmente habían sido aceptados en las producciones como aprendices, finalmente han sido contratados con paga, dado a la disciplina y eficiencia de su trabajo. Otros que habían entrado como asistentes, han quedado como directores de arte o fotografía, o asistente del director.
Pero también el diplomado del CEBC ha rendido sus frutos traducidos en el trabajo destacado de los alumnos en lo individual. Tal es el caso, por ejemplo, de Jorge Siqueiros, con un primer largometraje titulado “Sin Pecado”, y un corto, “La Tercer Orden”, en el que actuaron Francesa Guillén, Roberto Sosa, Irma Lozano e Ivonne Montero. Otros alumnos han continuado estudios en el extranjero; otro se dedica a la producción de videos musicales y una alumna ha obtenido un premio en Nueva York por un cortometraje.
Lo relevante de estos resultados, es que en su mayoría los mismos egresados han solventado sus producciones, a lo que se ven obligados dado el centralismo con el que aún opera nuestro país y que es un aspecto que tiene muy presente el CECBC. “La ayuda del Gobierno a los primeros a los que les llega es a los del centro, entonces ya están acostumbrados a que Imcine o Fidecine apoyen primero a los de allá. Aquí en Tijuana tenemos que rascarnos con nuestras propias uñas y buscar un lado más industrial, más por la iniciativa privada”.



¿Y qué cine puede salir de acá?


Del cine que se hace ahora en la entidad, se puede decir que “hay de todo”, muy bueno o muy malo. Pero también se puede hacer aquel cine que compita con el que se hace en el centro del país o, incluso, en Estados Unidos. Raúl Rodríguez promete que, por ejemplo, “La Tercer Orden” nos va a sorprender por la tecnología empleada, hecha totalmente por tijuanenses.
De principios de los noventa -que es cuando Rodríguez empezó a impartir cursos de cine en diferentes instituciones de Ensenada y Tijuana- hasta la fecha, se advierten importantes avances: “Yo siento que las mismas personas de Baja California cada vez se respetan más como cineastas o como productores cinematográficos; se está tomando más en serio la cuestión cinematográfica, como creadores, como autocreadores, no esperando que vengan de otra parte a hacer las cosas”.
Agrega: “Eso es muy importante porque si seguimos así, estoy casi seguro que Tijuana podría ser el próximo Hollywood de México; porque son más o menos las circunstancias”.
El entrevistado recuerda que la “Meca del Cine” nació a raíz de los altos impuestos que los realizadores tenían que pagar a Edison, quien había patentado ese invento; por lo que salieron huyendo a un lugar recóndito. Entonces, Baja California representa una opción para bajar costos en las realizaciones. Por algo los Estudios Fox se han instalado en Rosarito, aunque no tenga mayor incidencia en el ámbito local, según estima Rodríguez: “Es como si no existieran, porque a los cineastas de aquí, qué nos importa que estén los Estudios Fox si están fuera de todo nuestro acceso.
“Para las grandes industrias que llegan aquí a hacer anuncios, como Coca-Cola o Bimbo, pues sí está bien, pero para nosotros que estamos empezando… podrían estar ahí o podrían no estar, es lo mismo”.
El cineasta local debe enfocarse, entonces, en las propias virtudes que nos da la región, su cultura, la gente, el paisaje. “Si queremos un estudio podemos agarrar cualquier bodega y convertirlo en estudio sin necesidad de tener un espacio que cueste miles y miles de dólares”. En resumen, puntualiza Rodríguez, “lo mejor que hay para los cineastas bajacalifornianos es la misma Baja California”.









3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, me llamo Mónica y quería saber si alguien tiene alguna información sobre las productoras de cine que hay en Tijuana. Cualquier cosa me sirve porque es para mi tesis. Mi correo es vanigdt@hotmail.com
Gracias!!! =)

Payaso Ruin dijo...

Hola Mónica;

No tengo la información que me pides, pero te mando datos donde muy probablemente te los puedan dar:

Centro de Estudios Cinematográficos de Baja California
cecbc2003@yahoo.com.mx
www.estudioscinematográficos.com
tel (664) 290 36 46
Dir. Raúl Rodríguez Gutierrez

Festival de Cine de Baja California
editorial@bajacaliforniafilmfest.org
www.bajacaliforniafilmfest.org
tel (664) 648 28 53
Encargada de prensa: Paulina Romero.

Espero te sean de utilidad los datos. Saludos.

JUAN CARLOS DOMINGUEZ

kяφss dijo...

Hola me llamo Kriss, tengo 18 años y estoy estudiando film&video en Orange Coast College en el estado de California (E.U.A.)

Quiero saber si me es conveniente ir a Tijauna a estudiar en el CECBC. Necesito información sobre el CECBC, la página no me responde.