26.2.08

Pan y Circo
Juan Carlos Domínguez

Conos color naranja por todos lados, se los encuentra uno hasta en los últimos rincones de la ciudad, en el afanoso trabajo de tapar baches y hoyancos que ha emprendido el Ayuntamiento de Tijuana. Pero mucho ruido y pocas nueces. Al ya de por sí aglomerado paisaje de automóviles y personas, se agregará esos conitos fosforescentes, por todo el trienio, y en una de ésas, hasta andarán cobrando identidad viva.

El colmo es que hasta el Cecut, nuestro máximo recinto cultural en la región —suponemos que aún lo es—, ha llegado esta invasión de los conitos anaranjados. No basta ahora con la misión imposible de ingresar en carro a esa institución en ciertos horarios y días (por la extensa fila que se forma para cruzar a territorio estadounidense), sino que ahora también hay que sortear una laberíntica trayectoria dentro del propio estacionamiento del Cecut, donde han sido colocados esos llamativos artefactos, pero de forma exagerada, aderezados con tiras amarillas de plástico. Pero que todo sea para bien, en cualquier edificación comercial y oficial, en lo último que piensan es en el estacionamiento, y qué bueno que esa dependencia sí contemple mejorarlo, después que con la construcción de la mentada Galería Internacional, la han dejado sumamente desvastada. De la estética arquitectura que fue icono de la ciudad, ni hablar, ya estará dada al traste.

Hablando del Cecut, qué incongruentes son los funcionarios, o en sí los programas culturales oficiales. Por ejemplo, en el rubro de las Letras, esa institución anuncia que fomentarán la creación literaria, con especial atención para el público en general. Pero la mayoría del “público en general” es asalariado, esté o no directamente vinculado con el quehacer cultural. Los cursos y talleres que ahí se imparten andan costando 300 ó 400 pesos. Los subsidios y patrocinios que esa institución atrae, deberían invertirse mejor para becar a los interesados en sus talleres, y no tanto en hoteles o para llevarse a los invitados a comer langosta a Puerto Nuevo.

No suena mal, es más, parece una idea muy atractiva esa de que en lo próximo las obras literarias y los escritores que lleguen al Cecut no sean presentados y comentados por sus colegas, que a veces resultan muy solemnes y protocolarios. Además de comprometidos y poco honestos porque generalmente —sobre todo los autores locales— agarran a “los compas”, para asegurarse las adulaciones. Carniceros, lecheros, taxistas, meseros, aguadadores, presentando a los escritores, será más divertido y espontáneo; y sincero. Y seguramente sí leerán los libros, porque luego algunos autores que asumen ese compromiso ni esa molestia se toman.

Qué triste Bienal de Baja California, que hasta en la ceremonia de inauguración, a la que muchos no fallan por aquello del cóctel, se reflejó. Vaya, ni siquiera interesó a muchos de los artistas que fueron seleccionados y ganadores. Será el desgano en que ha caído la comunidad cultural tijuanense, o será la polémica y el desprestigio en que ha caído el certamen, porque también hay que recordar que se ha comentado mucho el plagio que cometió uno de los artistas ganadores y cuya obra se exponía esa noche de apertura en el Instituto de Cultura de Baja California. Por cierto, la actual administración de ese organismo, hace esfuerzos por mantener su propia identidad y estilo, por lo menos en sus eventos inaugurales. Si en el pasado el distintivo era la cerveza, en barril o “ampolletitas”, hoy lo es un ambigú sui géneris, abundante y tendiente en producir un ataque de hiperglucemia en los asistentes: gelatinas, flanes, pastel, café, frutita y galletitas gamesa surtido rico.

4 comentarios:

Gerardo López dijo...

Juan Carlos muchas gracias por la información te comento que la página web de PRENDE se está renovando y posiblemente habrá un espacio para estar subiendo artículos como este que nos enviaste. Saludso

Juan de Dios dijo...

Hola Juan Carlos Dominguez,

Muchas gracias por tus columnas, siempre las leo con particular interes. Espero tengas muchos exitos y satisfacciones durante este 2008.
Saludos!!

Juan de Dios Apodaca D
Abogado

Lizeth García dijo...

juan carlos...

todavia te quedan libros??? si sí... cuales???

Lorena dijo...

_Juan Carlos, ya te pedi libros, responde o apartamelos y avisame como
le hacemos.

L.