12.6.08



XIMENA SARIÑANA EN TIJUANA
EnamoraMiento MuTuO


No hace mucho, todavía identificada sólo como actriz, Ximena Sariñana cantó en Tijuana apenas para una veintena de asistentes en una fiesta en la Cava L.A. Cetto. Ahora, en su retorno a la ciudad, más de mil personas la aclamaron en su presentación en la discoteca Tangaloo.

Colocado rápidamente en las listas de popularidad, su primer disco, “Mediocre”, ha sido por demás un afortunado debut, lo cual quedó probado cuando, sin nada de publicidad, cientos de jóvenes y adolescentes tijuanenses respondieron ansiosos al primer concierto de Ximena en nuestra ciudad. Al punto de la devoción, fue un amor recíproco, pues la joven cantautora en todo momento expresó, y demostró, su regocijo de encontrarse ante tal público.

Pasadita la medianoche, la también actriz de cintas como “Amar te Duele” y “Niñas Mal”, apareció sobre el escenario, con su característica personalidad fresca y desenfadada. En pantalones negros entallados, blusa blanca de tela delgada, pelo suelto y ni una pizca de maquillaje. “Mediocre”, mismo tema que abre su álbum, significó el encuentro con sus fans. El flechazo entre artista y espectador fue inmediato. “¡Por fin estoy en Tijuana! No saben las ganas que tenía de estar aquí, ¡lo juro!”.

No eran las palabras suyas las típicas de todo cantante o grupo que llega a la ciudad y se la pasa gritando por compromiso “¡Los amo, Tijuana!”.Igual su canto fluía nítido, como si no le costara ningún esfuerzo; por momentos dramatizando un poco, en otros bailando, haciendo guiños con las personas, en un vaivén coqueto y seductor.

Fue cantando prácticamente todas las canciones de su disco, una por una, y dando una explicación o anécdota en torno a ellas. “Pocas Palabras”, “No Vuelvo Más”, “Monitor”, “Gris”: “Que no tiene nada que ver con el cielo que me tocó hoy en Tijuana”, externó sobre esta última.

De “Normal” platicó que acaba de grabar el video en Valle de Bravo: “Y no saben… me trajeron en chinga”.

Los cuatro músicos en el escenario no le eran suficientes. Ximena Sariñana todo el tiempo se acompañó lo mismo de un pandero que de un charango, flauta o pequeños teclados. De repente había algunas fallas en el sonido, y su incomodidad apenas la reflejaba con leves miradas exigentes a los técnicos. Y con la gente se comunicaba de tú a tú: “La canción que sigue lleva muchos cambios de voces, si la cantan conmigo me van hacer un paro cabrón”.

Su intensidad como compositora -además de intérprete- la manifestaba con la explicación de cada canción.

De “Cambio de Piel” comentó que es cuando uno se decide cambiar “pero con mucho cansancio”. “La Tina” es unacanción entre erótica y suicida que escribió junto con su mejor amigo, un cineasta. Fue con “Vidas Paralelas”, el primer sencillo de su álbum, que se despidió. Pero todo era una broma, confesó que se iba a retirar -como se acostumbra en este tipo de eventos- para pedirle “¡otra!, ¡otra!” y regresó al escenario: “Pero de una vez vamos a cantar dos canciones más”.

“¡Tijuas!... ¡Tijuanita!... ¡Qué chido estar en una ciudad a la que te encanta venir!”. Eso sí, Ximena no hacía caso a las muchas chicas, y alguno que otro joven, que intentaban acercarle papelitos o recaditos de amor. Cantó“Rara” y luego “Un Error”, “que trata de cuando te la pasas pidiendo disculpas, y dices ¡bueno!, ¿dónde la cagué? Ya me cansé de sentirme culpable”.
Se despidió, ahora sí, con “Cuento”, una de las canciones más antiguas de su repertorio: “Y que les canto porque sé que les gusta mucho”. “Ximena… Ximenita…” eran los gritos de euforia, casi de súplica de todos sus seguidores para captar su atención. Ella sonreía y se regocijaba en un enamoramiento mutuo: “En serio la pasé increíble. ¡Tijuana tiene algo especial que yo adoro, y espero estar pronto de regreso!”, prometió sincera.


*JUAN CARLOS DOMÍNGUEZ




1 comentario:

Tiitha Romero dijo...

la encontre!
eso creo

canto la de cuento?? esa cancion esta genial, pero no la canto en el concierto al que fui pero no importa.. falta la columna, verdad? seguire buscando.