15.5.07

Pan y Circo
Juan Carlos Domínguez


“El estado precioso”, así es conocido ahora, por sus propios habitantes, Puebla. Ya ven cómo somos, a todo le encontramos gracia, y los poblanos se jactan de la fama que ha obtenido su entidad, gracias al más notable de sus personajes, Mario Marín. El ilustre gobernador que se ha sumado a nuestra Historia Nacional, nos está costando caro –bueno, no sé si a los contribuyentes mexicanos en general o nada más a sus coterráneos- pero el susodicho ha gastado cantidades millonarias en la publicidad gubernamental de sus obras. Me recordó los derroches que por estilo hacen nuestras autoridades bajacalifornianas, con fines también no tan loables.
*
Qué crecidita y lucidora se ve ahora Puebla. Su arqueología y monumentos parecieran ser ahora los menos importantes. La capital, de más de dos millones de habitantes, es ya una metrópolis con mucho tráfico y caos. Lo que más sorprende a los que por varios años la han visitado, es la existencia de grandes centros comerciales, muchos antros nuevos, agencias de autos de súper lujo –que casi nadie compra, porque de hecho ni hay empleos-, lo que evidencia la gran inversión y capital que está generando. En Puebla no se habla mucho del narcotráfico, no está desatada la violencia (la peor amenaza la representa el cacicazgo, que sí, todavía existe en muchísimas partes del país), pero es obvio el gran lavado de dinero que se está haciendo en esa ciudad (Puebla sólo tiene dos ciudades grandes, lo demás son pueblos). Habrá que ver cómo se desarrolla su futuro inmediato, ahora que los cárteles están extendiendo sus campos de batalla.
*
El periodismo poblano es dinámico. Existe una buena cantidad de periódicos y muchos de ellos combativos. El gobernador Marín, supongo, les da material de sobra para ello. Allá se festejó el Primer Encuentro de Periodismo “Puebla en su tinta, Mediósfera y Academia”. Se expusieron los eternos dilemas del oficio y, por supuesto, la censura y agresión a los periodistas. Reporteros de publicaciones como El Mañana, de Tamaulipas; Etiqueta Negra de Perú, Gatopardo, ZETA de Tijuana, el Norte de Monterrey, y medios de Guerrero, expusieron sus experiencias de censura y agresión, por parte del poder y el narcotráfico. Los colegas poblanos se siguen asombrando de ese tipo de hechos, que, por desgracia, tienden a intensificarse en todo el país.
*
Que se vayan a Reforma y ahí desfilen encuerados!, para que se acabe el morbo; gritó un anciano desde varios kilómetros de distancia del Zócalo, en donde 18 mil chilangos se encueraron el pasado domingo. Aquello parecía más bien una convención gay –que siempre aprovechan cualquier motivo para deschongarse-, donde predominaron los hombres y, lamentablemente pocas mujeres. La ocasión, sirvió, como era de esperarse, para el mero relajo, que tan bien se nos da, y las típicas protestas insustanciales. Mientras el fotógrafo Spencer Tunick se esmeraba en sacar las mejores tomas, los nudistas se afanaban en sus consignas absurdas: ¡El pueblo encuerado… será fotografiado… el pueblo encuerado… será fotografiado!. Los que no alcanzaron a entrar, igual manifestaban su inconformidad: ¡Foto por foto… desnudo por desnudo… Foto por foto… desnudo por desnudo!”. El espectáculo de repente no era tan estético, sobre todo cuando los encuerados celulosos tenían que correr a los baños portátiles –ya desbordados- a desfogar sus necesidades. Todos se quitaban la ropa, mientras otros mexicanos, ahí cerquita, en Garibaldi, La Alameda o la Merced, también eran despojados –del dinero, o lo que trajeran puesto- con los asaltos violentos que diariamente se registran en la gran urbe, y de los que no se emiten estadísticas certeras. Ya no es noticia. Spencer dijo que ahí, en el Zócalo de la Ciudad de México, estaba reflejada toda Latinoamérica. ¿Así estaremos todos? Caray, pues qué continente tenemos.

9 comentarios:

Alex Cruz dijo...

Que tal Juan Carlos espero que estes bien,
el día de ayer andaba en otay y me encontre esta imágen
un ejemplo más de la mediocridad de nuestros soldaditos de banqueta
que ni siquiera les enseñan a cargar una arma adecuadamente,
como veras en la imágen el "soldadito" traia su arma de cargo
apuntando hacia los automovilistas,

eso me puso muy nervioso ya que como ya ha sucedido se les llega a
escapar un tiro accidentalmente o causado por nuestras bien pavimentadas
calles "libres de toda impureza"

no cabe duda que nuestros "soldaditos" solo sirven para portar palas y apalear
lodo cuando hay inundaciones o para cuidar la cosecha de la hierba sagrada!
y claro esta en temporada donde no hay cosecha montar retenes para fastidiar
a la población,

en fin pues esperemos no ocurra otro suceso como el ocurrido hace algunos
años en las imediaciones de la garita Sanisidro-Tijuana, en el cual
hubo un herido todo porque un juguetito de etos se disparo accidentalmente
espero puedas dar a conocer esto a la opinion pública, para por lomenos cuidarnos de nuetros "soldaditos de banqueta"

me despido y luego te veo.

Palito dijo...

Desde la puebla preciosa que de nada se averguenza,
vamos si ni de nuestro precioso gobernator, sigue a la
espera de tu texto sobre los muertos de Zeta, que onda
pues bato, no te hagas del rogar...

Soy Aroche, el de la casa con líneas blancas y
fumadero para los ganosos

Saludos

Jade dijo...

Qué onda Juan Carlos…fuiste a Puebla?

El Kantiano no me invitó…chale

Un abrazo

Mónica dijo...

esta muy chiquita la letra

Celina Peña dijo...

querido no tienes hotmail para chatear, oyer queremos llevar el documental

a tu rancho nos puedes armar algo nosotros pagamos nuestro viáticos


besos leì tu columna me gustò



Celin muñequita en corrección: Que tengan un buen día

Roger Villarreal dijo...

A la venta ya, Replicante no, 11, dedicada casi toda al humor, humor
del bueno!

Roger Villarreal dijo...

Mira lo que dice un amigo mío, politólogo y escritor, sbre tus
comentarios poblanos:

Se fue de madre con eso del periodismo poblano "dinámico" y
"combativo". Evidentemente, no lo conoce. Del encuentro que habla, que
no auspició medio alguno e hicieron tres o cuatro cuates, ni él mismo
menciona experiencias poblanas y refiere las de periodistas de otros
lados.
Te mando un abrazo fuerte.
JRLR

Payaso Ruin dijo...

Pues sí, creo que tiene razón.

(Igual no me junté con las personas apropiadas).

No estoy, salí de viaje. Intenta más tarde dijo...

Sólo para puntualizar sobre los comentarios del amigo del Roger.

1.- Cierto, el encuentro no fue auspiciado por medio alguno. Esa fue la intensión. Tampoco estuvieron presentes directores de empresas periodísticas o funcionarios gubernamentales. No creemos que eso valide el trabajo diario.
Se trataba de discutir entre reporteros nada más que eso.

2.- "Dinámico"... si, también podría poner en tela de juicio el dinamismo. Se trata, en su mayoría, de medios estáticos, poco creativos, muy poco interesados en ir más allá de servir al poder (económico y político), pero es una situación que nace primero en las empresas, en donde no hay nada más allá de la nota diaria, de la declaración del funcionario en turno, de la reproducción fiel del boletín de prensa; y está termina por amoldar al reportero quien debe cumplir con una cuota diaria de notas y deben ser las mismas, justo las mismas que llevan todos los demás diarios. Por eso se apostó a que la discusión fuera entre los reporteros.

3.- "Combativo", también diría, que poco hay de combativo en un periodismo atávico, sumido en una relación simbiótica con el poder, pero que tiene sus chispazos, intentos que si bien muchas veces sólo responde a la víscera antes que a un planteamiento organizado y sustentado, tampoco puede ser menospreciado o minimizado.

Saludos