24.4.07

Pan y Circo
Juan Carlos Domínguez

Muy parejo, y muy gris, resultó el debate entre José Guadalupe Osuna Millán y Francisco Vega de La Madrid. Se les veía en los ojitos las ganas de tirarse con todo. Pero les ganó la prudencia. Y es que sí se están poniendo nerviosos los panistas, y el causante es uno de chalequito rojo. Que por cierto anda muy calladito él y cofradía, señal de que algo “cocinan” desde las catacumbas.
*
Notivisa escalofriante. Un día cualquiera de la semana la nota principal del noticiario es la masacre que hizo un estudiante surcoreano en una universidad de Virginia. Entiendo que con el stress del mundo y la hostilidad de la vida cotidiana a veces sí dan ganas de de “echarse” a uno que otro, pero de eso a hacerlo, hay una gran distancia, pero luego, perpetrarlo contra 32 “cristianos”, pues ya es como que el colmo y para ponernos a reflexionar. Luego la noticia es sobre dos jóvenes albañiles que caen desde el octavo piso de uno de los tantos edificios (cuyos inversionistas a veces son un gran misterio) que se construyen por el corredor Rosarito-Ensenada. Mueren. Pero lo alarmante es que el reportero dice que son muy comunes esos accidentes durante los últimos meses en esas obras que se edifican por toda esa área. Lo grave aquí es que tales decesos no han sido noticia, no han tenido importancia, no vaya ser que se detenga la moderna colonización norteamericana que ahí se gesta. Más adelante, las imágenes del noticiario del Canal 12 tienen un encuadre especial que le dan un tinte perverso. Son solamente los cuerpos de varias adolescentes que aparecen de la cintura para abajo, se ve hasta una falda escolar guinda, son menores de edad, de 17 y 16 años –lo que sería más o menos común- y otras de 13 y 10 años, sorprendidas drogadas e inhalando solventes, en la calle, a plena luz del día, así como si nada. Continúa el noticiero, y, para no variar, los protagonistas del reportaje son policías, de cualquier corporación, todos andan descarriados. El caso es muy raro. Policías municipales detienen a un agente de la Federal Preventiva (¡qué irreverentes!) porque éste hacía disparos al aire. Según esto, tal elemento disparó para llamar la atención de los municipales porque pensó que un trailero, que le acababa de chocar, lo iba a agredir. Entrevistan al policía federal, y la verdad es que su actitud no parece la de alguien que ande en sus cabales. Pero en fin, terminan abrazados los de una y otra corporación por ese acto de auxilio y solidaridad. Más adelante, otra nota muy curiosa, con un asaltante que hasta simpático resulta. Lo agarraron por asaltar dos negocios a mano armada. Riéndose muy cándido, el susodicho (que extrañamente resulta ser sinaloense) explica que robó nomás porque se le ocurrió, andaba sin dinero y aprovechó para probar suerte en la delincuencia, pero hasta ahí. Le dice el reportero “pero amenazaste a la dependiente con una pistola, ¿le hubieras disparado?”. Responde con una sonrisota y tal gracia y frescura el tipo, que la verdad ni coraje provoca: “Pues… no creo… por ser mujer…; pero igual en un momento dado…”. Y así transcurre el noticiario, tan natural y espontáneamente trágico. Pero llega como bálsamo la “hora feliz” de los Hermanos Yemen (Carlos y Anuar), una dupla aturdidora de retahílas y tarabillas capaz de enloquecer a cualquiera. Y no los han oído en radio, andan desatados. Y todo eso en un día martes. El miércoles sucede todo el zafarrancho y balacera en el Hospital General, y entonces la cobertura de la nota es todo el día y en todos los medios. Las tragedias del día anterior quedan en el olvido, y nos quedamos a la espera de lo que venga, nuevos sucesos que nos sorprendan. Rogándole a la vida que no se nos extinga la capacidad de asombro.

2 comentarios:

Armando Lira dijo...

El dia a que usted se refiere exactamente lo que
comenta es lo que me causo, la manera tan absurda que
pasaron la nota de las jovencitas lo que
lamentablemente es un hecho comun entre las jovenes en
tijuana, pero la nota que si estuvo increible fue la
del agente que de la PFP.

Que dizque solto unos "PLOMAZOS" dijo cuando le
preguntaron que fue lo primero que me llamo la
atención la formad e referirse a unos disparos al
aire, luego siendo obervador la camisa desabotonada en
los dos primeros botones, se apreciaba una camisa
color rojo lo que no es comun en las personas que
pertenecen a una corporación policiaca.

El uniforme es de especial interes cuando dizque les
pasan revista, es a hasta motivo de arresto o que los
dejen en las oficinas y es donde mas les pega porque
no les permite sali a asaltar a los ciudadadanos.

Saludos.

Miriam Hurtado dijo...

Chistoso como la gente se gana la vida...